08 septiembre 2012

Reenganche o silencio

Unas tres semanas sin postear. Dato palmario. Mi última entrada es del 19 de agosto. Estoy casi seguro que este periodo de tiempo sin dar señales de vida es el record de días sin escribir por estos lares. Ni siquiera cuando cerraba por vacaciones estaba tantos días sin publicar. Sigo vivo, sigo coleando, sigo en las redes sociales, sigo conectado, pero llevo 21 días sin escribir en la Belleza. Esta es la realidad.

Tampoco quiero analizar en detalle porque llevo tanto sin escribir. Un cúmulo de circunstancias vitales han podido tener algo que ver pero lo cierto es que la necesidad imperiosa de escribir no la tengo ahora mismo. ¿Será una racha?. Seguramente. ¿Volveré a escribir a un ritmo más o menos constante?. Posiblemente, pero ahora mismo esto es lo que hay.

Afortunadamente la Belleza, como blog personal no profesional que es, lo aguanta todo. Quizás algunos fieles y algunas acólitas que me soportáis estoicamente echéis de menos más actualización. Os agradezco mucho el interés, de verdad. Me habéis preguntado si me pasaba algo o si había perdido la ilusión de escribir. No he perdido la ilusión, sigo teniendo ganas de escribir, sigo queriendo contar cosas, pero no encuentro el momento, o no tengo la necesidad que antes tenía de contarlas en el blog. Hay Twitter, hay Facebook, hay Instagram, hay Whatsapp, hay múltiples posibilidades de comunicación. No es lo mismo, lo se. Ya lo hemos comentado, son vías de comunicación diferentes para contenidos diferentes, pero es evidente que ahora mismo mi tiempo online pasa por las redes sociales y no tanto por el blog. Es así.

Y eso que en estas tres semanas me han pasado muchas cosas. Cosas muy de contar en la Belleza. He estado en Barcelona de fin de semana de kedada, disfrutando de la compañía de amig@s que merecen mucho la pena, sigo metido de lleno en la #mudanzabedel, he vuelto al trabajo en una semana muy dura, tengo alguna experiencia vital que compartir con vosotros, aparte de mis temas de siempre. Todo cuadra para que escriba, pero no escribo.

¿Me reengancharé o seguirá el silencio?. No lo se. Cerrar no voy a cerrar, eso seguro, pero escribiré solo cuando tenga ganas y tiempo de hacerlo, cuando sienta esa necesidad. Escribir para cubrir un expediente en este blog no tiene sentido. Tampoco os lo mereceis, queridos desencantomaníac@s.

Hasta pronto, hasta mañana, hasta dentro de un mes. No lo se. Hasta el próximo post :-).

Etiquetas: , , , , ,

2 Comments:

At 9/9/12 18:16, Anonymous Anónimo said...

Por eso es tu blog. Y por eso los que te leemos, algunos desde hace muchos años, te respetamos y te deseamos que hagas lo de siempre: Ser tu mismo. Con más o con menos blog.

Un abrazo,

Pogona Vitticeps

 
At 10/9/12 20:51, Blogger Jean Bedel said...

Que grande Pogona!, santo y seña de este blog. Muchos años leyendome, muchas gracias por hacerlo. Sí, esa es la idea, intentar que el blog sea autentico, mejor o peor, pero que siga siendo mío. Esa es la esencia. Un fuerte abrazo!

 

Publicar un comentario

<< Home